Esta Carta no se Escribirá por Sí Sola: El Impuesto al Patrimonio

September 27, 2010

A medida que la batalla en el Congreso sobre el impuesto al patrimonio se calienta, es crítico de hacer que tu voz sea escuchada. El impuesto al patrimonio no solo impacta a los multimillonarios ricos. Políticas que favorecen a los ricos afectan a cada uno de todos.

Eso es correcto--si tu te apoyas sobre tu cheque salarial cada mes para hacer la renta, tú tienes una apuesta en el impuesto al patrimonio.

Sobre la pasada década, hemos visto una transferencia masiva de riqueza desde las personas que trabajan fuerte de la clase media hacia los ricos. Ahora, los más ricos del uno por ciento de los Estadounidenses  poseen un 36 por ciento enorme de la riqueza del país. Eso es más que la combinación del 90 por ciento de lo más bajo de las cabecillas familiares de los Estadounidenses.

Nuestra economía no es un accidente; no es igual que un huracán o tornado que ocurre naturalmente. Nuestra economía es el resultado directo de las decisiones de políticas deliberadas hechas a favor de los ricos y a costillas de la clase media. Y si tú piensas que eso es injusto, es tiempo que tu voz se haga escuchar.

¡Enójate, toma una computadora, y comienza a escribir! Redacta una carta para el editor para decirle a tus vecinos, amigos, y comunidad del porqué un fuerte impuesto al patrimonio es tanto una solución con sentido común para ocuparse del presupuesto infortunado de nuestra nación, y una parte crítica del sistema justo de un impuesto equiparado.

He aquí unos pocos puntos de que hablar, frases, y pistas para ayudar a escribir una carta.

Primero, unos puntos que necesitas saber acerca del impuesto al patrimonio:

  • Solo afecta a esos quienes pueden costearlo. En el 2009, tu solo tenías que pagar el impuesto al patrimonio si tu patrimonio individual era más de $3.5 millones o $7 millones por pareja. Solo 1 en 500 patrimonios se esperó que pagara el impuesto en el 2009 (eso es solo 5,500 por año). Esto aplastante  no incluye las fincas familiares y negocios pequeños (solo 110 cada año en la nación entera calificarían).
  • Esto anima a donaciones de caridad. Eliminando el impuesto al patrimonio desbastaría nuestro sector sin fines de lucro por remover el impuesto al incentivo de donar. Expertos predicen que las donaciones de caridad declinarían entre el 23 y el 40 por ciento.
  • Nosotros no podemos costear el NO pago de impuesto a los millonarios y multimillonarios. Hablemos acerca de la administración financiera irresponsable--eliminar permanentemente el impuesto al patrimonio costaría sobre $1 trillón de dólares en la primer década, lo cual incluye la pérdida de ingresos y pagos de intereses sobre nuestra deuda nacional inflada.

Segundo, unas pocas frases para ayudarte  a manejar al punto de la casa:

  • Millonarios y multimillonarios deberían de dar a la caridad, no tomarla.
  • Nosotros deberíamos de estar pagando una prima sobre nuestra deuda nacional más que cobrar impuestos a nuestros niños para crear regalías que benefician a los ricos.
  • Los políticos que piensan que los ricos no son lo suficiente ricos, han estado gastando mucho tiempo con los cabildeadores, banqueros, y directores ejecutivos- ú obteniendo mucho dinero de ellos para sus campañas.
  • Más demanda económica es lo que crea empleos, no descansos en los impuestos. Más descansos en los impuestos para multimillonarios muertos no crean empleos.

Finalmente, unos pocas pistas para escribir:

  • Besa tus cartas. Una carta concisa, clara es fácil para tus lectores comprenderla. Toma el toro por los cuernos y envíala.
  •  Refiérete a algo específico que fue publicado en el periódico en pocos días pasados. Explica porqué estas de acuerdo o en desacuerdo con el escritor.
  • Ponle un sabor local a tu carta incluyendo cuantos patrimonios en tu estado pagan impuesto. Encuéntralo aquí (pdf)
  • Cuenta tu historia; hazla personal. ¿Qué hacen los recortes a los impuestos para los ricos, como el impuesto al patrimonio impacta tu vida?

ricos, como el impuesto al patrimonio impacta tu vida?

Una vez finalizado, envíalo a tu periódico local (puedes encontrar el correo electrónico aquí) y envíalo por correo electrónico a Unidos por una Economía Justa a la siguiente dirección electrónica: info@faireconomy.org y luego mantén la presión en ella. Después de todo, las políticas de los impuestos no cambiarán por ellas mismas.

 

Image by c. cich on Flickr.

Share: