Finanza Personal para Justicia Personal

December 11, 2010

Where would Jesus bank?

Una muchedumbre animada de 150 personas se mostró en la rama principal del Banco de América (BoA) en Boston para empezar una campaña llamada “Moviendo Nuestro Dinero" como la parte de un esfuerzo nacional para rehabilitar leyes federales de usurería con un 10% de tope en tasas de interés de tarjeta de crédito. El acontecimiento fue organizado por Greater Boston  Interfaith Organization, una coalición de más de 50 organizaciones basadas en la fe y organizaciones seculares (como iglesias, sinagogas, mezquitas, uniones, y corporaciones de desarrollo comunitario), a quienes UFE ha proporcionado el apoyo a través de nuestros programas populares educacionales económicos.

Con tambores, trompetas, cánticos, gritos y gritos, la muchedumbre respondió a la llamada “de Mover Nuestro Dinero” cerrando tarjetas de crédito, cuentas de cheques y ahorros con el Banco de América que rechaza ir junto con la ley de usurería  del Condado de Massachussets,  aplicando una tasa de interés del 18 %. Durante la demostración de una hora, 121 individuos y organizaciones despojaron de sus ahorros al Banco de América.

El Banco de América, la literatura de GBIO apunta que, recibió una fianza financiera de los contribuyentes de 5 mil millones de dólares en el 2008 a pesar de la ganancia de ganancias anuales de 4.1 mil millones de dólares. En 2009, el Banco de América concedió sobresueldos  a sus empleados de la banca de inversionista totalizando 4.4 mil millones de dólares, un promedio de 400,000 dólares por empleado. Así aún ellos rechazan aplicar a sus tasas de interés de tarjetas de crédito el 18%.

Mientras el programa de alfabetismo financiero de GBIO Deuda a Activos (D2A) enseña a la gente de  como las hipotecas y préstamos trabajan, como evitar a prestamistas predadores, y como mantener una valoración crediticia alta, ellos también han invitado a UFE a proveer a sus participantes del D2A un análisis amplio de la economía. Juntos exploramos como los cambios en las reglamentaciones financieros, derechos tributarios, y decisiones de gastos han permitido a un grupo de inversionistas ricos relativamente pequeño y a un sector financiera acumular la riqueza enorme, empujando la desigualdad económica a alturas no vistas desde justo antes de la Gran Depresión. 

El acomodamiento de las reglas que permiten a bancos y compañías de tarjetas aumentar las tasas de interés hasta hace unas décadas los habría puesto en la cárcel por usureros; y es precisamente lo que trata GBIO con esta campaña a largo plazo: ¡el 10 por ciento es bastante! Ya que Massachusetts tiene una ley de tasas de interés de aplicar el 18 % para bancos basados en el estado. La fase de la campaña esta en demandar al Banco de América (basado en Carolina del Norte) a que acuerde en cumplir con la ley de Massachusetts.

Share: