Sobre Impuestos, Problemas de Raza

January 03, 2011

Noventa y siete por ciento de los Estadounidenses obtuvieron la parte final de palillo fangoso en la ley del impuesto cojo del Presidente Obama firmado recientemente como ley. De ese 97 por ciento, las personas de color serán las que padecerán más.

Cuando esta venga como política de impuesto, la conversación nacional típicamente deja de considerar la raza como un factor. Aunque el movimiento del impuesto progresivo  ha sufrido un retroceso en la negociación del impuesto durante la administración de Obama, el debate ofreció razones de esperanza en la batalla en los dos años venideros, sobre el impuesto al patrimonio y el amarre de los recortes al impuesto de Bush.


El Comité Central Congregacional Negro se pronunció para expresar su repugnancia aplastante en la negociación del impuesto. En el proceso, esos legisladores han señalado su conocimiento de la conexión entre los alivios del impuesto para los super-ricos y la reincidencia económica de las comunidades Afro-americanas. El miembro del CBC Rep. Jesse Jackson, Jr. ha comparado el plan de los impuestos del Presidente Obama como Reaganomicos:

"Estoy preocupado que el trato del Presidente Obama cortó con los Republicanos para exponerlos a nosotros al paquete de decisiones malas al estilo de Reagan...Esa fue la estrategia del Presidente Reagan:  "privar de comida a la bestia" un plan de bajar los  impuestos é incrementar el gasto militar que forzaría al Congreso ha hacer cortes profundos en programas para los más vulnerables."

El CBC no estuvo solo en su desgracia. Un grupo de líderes pertenecientes a iglesias Negras, representando a 50,000 congregaciones, denunciaron en alta voz el trato en el impuesto que el  Reverendo W. Franklyn Richardson, vocero de la Conferencia Nacional de Iglesias Negras, escribió:

"Basado en nuestra responsabilidad profética para hablar a esos en el poder representando a los pobres, menos servidos, y vulnerables, encontramos esto completamente vergonzoso que esos quienes insisten que el faltante será reducido, ahora gozan de los billones de dólares que han sido agregados al faltante como recortes a los impuestos para los más ricos."

Los Latinos además están dentro de esos que sienten la escaldadura de las pobres políticas del impuesto. Oscar Chacón, Director Ejecutivo de la Alianza Nacional de Latinoamericanos y Comunidades Caribeñas (NALACC), explica que las inseguridades Latinas, al igual que las Afro-americanas, padecen la negociación del impuesto de la administración Obama:

"La continuación de los recortes al impuesto de Bush para el 2% de los más ricos en estos tiempos es un acto completamente irresponsabilidad. Con el nuevo Congreso es prevesible que el incremento significante en el faltante federal generado por este "compromiso" será usado como un argumento que llevará a promulgar recortes en programas sociales claves que inevitablemente tendrán un impacto negativo desproporcional en los latinos y comunidades inmigrantes Latino-americanas en los E.U."

A un corto plazo, un descubrimiento inquietante en el plan de impuestos de la administración Obama es que los Estadounidenses más pobres experimentarán un incremento ligero en los impuestos debido a la substitución del crédito del impuesto del Presidente "Hacer que el trabajo pague" con un corte de un 2% temporal en el impuesto de la nómina. Los trabajadores de color están representados fuertemente en los límites del impuesto más bajo y además les traerá una cantidad desproporcionada del peso de ese aumento en el impuesto.

El recorte mismo del impuesto en la nómina es como el whiskey en una lata de energizante Red Bull. Medidas que cortan agujeros en programas de seguridad neta–como este recorte que amenaza al Seguro Social–son peligrosas para la clase trabajadora y paras las personas de color, quienes son más probables de apoyarse sobre esos programas que los Estadounidenses blancos. Si el corte en los impuestos de las nóminas ahora es usado como una razón para recortas beneficios más tarde, el impacto económico en su todo será mas contradictorio que estimulante

En determinar cual forma es un avance, nosotros debemos de considerar constantemente el tipo de sociedad en la cual queremos vivir. En el nivel más básico, muchos de nosotros queremos las mismas cosas, sin importar la raza o grupo étnico: significando un trabajo que adecuadamente provea las necesidades básicas para nosotros mismos y nuestras familias, tiempo y el significado de recreación y otros con los cuales podamos disfrutarlo.

Nosotros primero tenemos que darnos cuenta que cuando nuestras comunidades como un todo lo hace bien, nosotros como individuos somos más probables de hacerlo bien. Entonces depende de nosotros en crear las circunstancias que hagan posible la lucha por las políticas que provean oportunidades  para las poblaciones más vulnerables.

Esto comienza contigo y Yo. Nosotros nos informamos, tomamos acción y lo pagamos por avanzado como muchos otros en lo posible.

Share: