Trabajadores Inmigrantes Pagan Más Impuestos que la Empresa General Electric

July 21, 2011

El problema con los compromisos del Presidente Barrack Obama acerca de una "reforma inmigratoria comprensiva" es que, tal y como las promesas de George W. Bush, sus medidas antagonizan aún más a los inmigrantes – documentados o no. Pero, ¿por qué antagonizar a estos trabajadores inmigrantes en esta crisis económica tan severa? Incluso los trabajadores indocumentados son contribuyentes significativos a la economía estadounidense. El año pasado, los trabajadores indocumentados contribuyeron ó pagaron $11 billones en impuestos.

El Centro de Políticas Inmigratorias, en asociación con nuestros amigos del Instituto de Políticas en Impuestos y Economía, publicó datos los cuales urgen de un acercamiento más más cooperativo – versus uno punitivo – para tratar con la políticas de inmigración. 

Hogares [dirigidos por inmigrantes indocumentados] pagaron $11.2 billones en impuestos locales y estatales. Estos incluyeron $1.2 billones en impuestos de ingresos personales, $1.6 billones em impuestos a la propiedad y $8.4 billones en impuestos de venta. […] 

Estas cifras deberían de ser tomadas en cuenta cunado los políticos y comentadores continuan con el...debate acerca de lo que hay que hacer con los inmigrantes sin autorización que viven en los Estados Unidos. A pesar del hecho que no tengan un estado legal, estos inmigrantes y sus familias están agregando valor a la economía estadounidense; no sólo como contribuyentes, sino también como trabajadores, consumidores y cómo empresarios. 

Trabajadores indocumentados ciretamente están contribuyendo más a los fondos a la economía que muchas de las corporaciones nacionales, incluyendo General Electric, la cual en efecto reclamó billones en beneficios fiscales el año pasado. Todo eso sin ningún "gracias" a los contribuyentes estadounidenses, incluyendo a los indocumentados.

Estas revelaciones levantan preguntas más grandes acerca de cómo nosotros nos relacionamos en este país. Periodos de problemas económicos inevitablemente dirigieron a la búsqueda de chivos expiatorios, ya sean los inmigrantes, la gente de color, profesores ó sindicatos de trabajadores. 

Es importante saber reconocer que nuestro problema de inmigración va más allá que solo los inmigrantes. Es acerca de la labor. Es acerca de la globalización y la política extranjera. Es acerca de la raza, la cultura y mucho más. Es un nudo de problemas complejos que requerirán de consideraciones cuidadosas y holísticas. No se hará progreso con políticas de señalar con el dedo.   

Una cosa si es segura: el país necesita ingresos. No tiene sentido que hagamos las cosas peores atacando a una populación que claramente está apoyando la causa de crear esos ingresos.


Share: