Estudiantes Inmigrantes Luchan y Ganan en Massachusetts

July 21, 2011

El movimiento por los derechos inmigrantes difrutó de un momento de victoria en Massachusetts recientemente. El Movimiento Inmigrante Estudiantil (SIM sus siglas en inglés), una alianza de inmigrantes jóvenes y apoyadores, completaron una vigilia de 11 días en frente de la Casa del Estado, protestando en contra de enmiendos presupuestarios promotores de odio que habrían despojado de sus derechos civiles y humanos a la comunidad inmigrante, por consiguiente, a la humanidad de la mancomunidad. 

Uno de los miembros de SIM describió su experiencia:

“No me sentía cómodo, nadie se sentía así. Algunas personas pasaban en la calle y nos decían cosas terribles. Un hombre hizo gestos con la mano como si nos estuviera disparando uno por uno. Me dió miedo. Pero nuestra causa es importante, y nosotros sabíamos que teníamos que salir adelante." 

El resultado de los inmensos esfuerzos de SIM fue la eliminación de 8 de los 9 enmiendos anti-inmigrantes. El único enmiendo que pasó les niega el acceso al cuidado médico estatal a los individuous indocumentados. Esta ofensa a los derechos humanos, desafortunadamente, sólo podría ser resuelta con una acción inteligente y holística al nivel federal. 

Los enmiendos que no fueron pasados hubieran provocado una discriminación racial y negaciones de alojamiento a niños y sus familias, y también hubiera hecho mandatorio el uso del sistema E-Verify para los empleados, lo cual hubiera sido una mala idea por muchas razones. Explica Gabriela García de Change.org:  

“El E-Verify cuesta mucho y es inefectivo. Este frecuentemente confunde a Latinos y nuevos ciudadanos estadounidenses con apellidos comunes de inmigrantes indocumentados y no identifica el 50% de los trabajadores indocumentados como trabajadores desautorizados. Además, sus oponentes agregan que su implementación dirige el trabajo hacia otros destinos.

Un implacable y radical movimiento liderado por el Tea Party, el cual es financiado por corporaciones, empujan para antagonizar y negar derechos y servicios a los inmigrantes, documentados o no. Un argumento común es que los trabajadores indocumentados no pagan impuestos, y por lo tanto, ellos no deberían de tener acceso a los servicios públicos. Esto es inequivocadamente falso. 

En el 2011, trabajadores indocumentados pagaron más impuestos que incluso algunas de las empresas más grandes de los Estados Unidos, tales como General Electric, la cual pago cero doláres en impuestos para los fondos públicos. Aún así, estas empresas continúan disfrutando de los subsidios del gobierno y de las proteciones y servicios que se les dan por ser empresas basadas en los Estados Unidos. Mientras tanto, los trabajadores indocumentados son convertidos en chivos expiatorios y son escudriñados, y nunca recibiran un beneficio a cambio de los billones de dólares con los cuales contribuyen en impuestos locales y estatales. 

Progreso social, como el que fue hecho con el Movimiento Abolicionista y el de Derechos Civiles, no han sido fáciles. Estos requirieron de un movimiento informado y unificado que trasciende cualquier agenda individual, y es capaz de penetrar las políticas miniatura y mantiene el bien común de toda la gente. Esto es exactamente lo que el Movimiento Inmigrante Estudiantil necesita ahora más que nunca.

Share: