Como el Debate del Préstamo Nacional Afecta el Impuesto al Patrimonio

July 28, 2011

El impuesto al patrimonio está calladamente bajo el asedio en el debate del préstamo nacional. Como el préstamo nacional es el dinero que a los Estados Unidos se le permite pedir prestado, usted puede preguntarse: ¿qué tiene que ver eso con el impuesto al patrimonio?

Véalo de esta manera: es una cuestión de flujo de dinero. Si fracasamos en aprobar un aumento en el préstamo nacional, el gobierno incumplirá con sus obligaciones por la primera vez en la historia de los Estados Unidos. Empezando por el 2 de agosto del 2011, ya no podremos hacer más préstamos para financiar los compromisos existentes, tales como los sueldos militares y los beneficios de Medicare. Históricamente, el Congreso siempre ha aumentado el préstamo nacionalcuando se ha necesitado sin nisiquiera parpadear. Pero ahora, el problema está atrapado en una posición de negociación política y lenguaje mentiroso como el "recorte de impuesto" y "recortes en gastos." Estos "recortes de impuestos" so dirigidos a los ricos, claro, y muy seguido en formas como las de eliminar el impuesto al patrimonio.

En efecto, los políticos Republicanos están haciendo demandas fuertes en las negociaciones del préstamo nacional (quizás es un esfuerzo de última hora para fortalecer cadidatos futuros). Muchos se están negando a pasar un incremento en el préstamo nacional a menos que haya un acuerdo para recortar el gasto federal. Ellos dicen que la solución para los problemas presupuestarios recientes viene de los recortes del gasto solamente. Pero, ¿cómo podemos esperar mejorar nuestra situación financiera sin incrementos en los flujos de ingresos.

A pesar que no sabemos exactamente lo que las propuestas sobre los préstamos macionales de los Republicanos implican, legislaciones republicanas recientes nos dan una imagen muy clara de sus intenciones. Uno de los planes presupuestarios (que despues fue rechazado) proponía una completa eliminación del impuesto al patrimonio y los impuestos a las corporaciones. Otro enmiendo (a un proyecto de ley que terminaba con los impuestos a loscréditos de etanol, nada menos) hubiera removido completamente el impuesto al patrimonio. En un tiempo de dudas, no podemos darnos los lujos de perder impuestos valiosos para recaudar ingresos de los más ricos del país. 

La semana pasada, Eric cantor el líder por mayoría de la Casa del Senado salió de las pláticas bipartidistas sobre el presupuesto que lideró el Vice Presidente Joe Biden por el estamcamiento de los impuestos y los recortes a los gastos  entre los Demócratas y los Republicanos. Pero, ¿que tanta es la amenaza que representan los Republicanos al incremento de los préstamos nacionales?

Apoyo vocal para un incremento viene de los Fondos Monetarios Internacionales, el cual ha urgido a los Estados Unidos a incrementar el préstamo nacional para evadir una crisis financiera. Apoyos también vinieron del Presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.  

Y no se olvide de uno de los grupos cabilderos más poderosos del país: Wall Street. Un fracaso en el aumento del préstamo nacional podría dañar el sistema financiero de los Estados Unidos y quizás llevarnos a el fallecimiento de los bancos principales de los Estados Unidos. Los ejecutivos de Wall Street no tienen ninguna intención de dejar que los políticos Republicanos pongan en peligro el poder financiero internacional que tiene los Estados Unidos (ó sus bonos abultados).

Así que, aunque el impuesto al patrimonio no aparezca en los titulares, hay que recordar que el impuesto al patrimonio está siendo atacado. Llame a su representante en el congreso y haga urgencia que él o ella voten por un incremento en el préstamo nacional. Nosotros simplemente no podemos eliminar el impuesto al patrimonio. 


Share: